Nomofobia

¿QUÉ ES LA NOMOFOBIA?
La nomofobia (non-mobile-phone-phobia) puede entenderse como un miedo o ansiedad extrema de carácter irracional que se origina cuando la persona permanece durante un período de tiempo sin poder usar su teléfono móvil.
Bien por no tenerlo al alcance o bien por haber agotado la batería, plan de datos o imposibilidad de conectarse a una red wifi.
¿Cualés son los signos que presenta una persona con nomofobia?
 Usar regularmente el teléfono móvil y dedicarle cada vez más tiempo, quitándoselo a otras actividades como el estudio, trabajo, quedar con amigos, ocio, etc.
 Tener dos o más dispositivos y llevar siempre un cargador contigo.
 Sentirte ansioso y nervioso ante la idea de perder el propio teléfono, no
tenerlo cerca o disponible, o no poder usarlo por estar ‘fuera de lugar’, por la
falta de conexión, la batería descargada…
 Uso continuado del móvil en lugares y situaciones en las que está prohibido su
uso o es peligroso (conduciendo, caminando, en el cine o en el teatro, restaurantes, etc.). También puede que se eviten estos contextos para poder seguir utilizándolo.
 Mirar de forma continuada la pantalla del teléfono para ver si se has recibido mensajes o llamadas.
 Mantener el teléfono móvil siempre encendido (24 horas al día) y dormir con él en la cama.
 Tener pocas interacciones sociales cara a cara, preferir comunicarse utilizando las nuevas tecnologías.
 Intentar de forma repetida controlar, reducir o parar el uso del móvil.
 Contraer deudas o grandes gastos por el uso del teléfono móvil.
 Estado de agitación, irritabilidad, angustia, desorientación y con frecuencia
síntomas físicos como taquicardia, temblores, alteraciones en la respiración, etc.
¿Qué síntomas genera?
Es importante que conozcas los síntomas más comunes que genera la nomofobia, a continuación comparto los más importantes:
1. Palpitaciones
2. Sensación de ahogo
3. Angustia
4. Desesperación
5. Alteración del sueño

6. Revisar el teléfono innumerables veces
7. Malas relaciones interpersonales
8. Falta de atención a lo que ocurre a su alrededor
Un síndrome de abstinencia en toda regla similar al que pueden sufrir alcohólicos o drogadictos.
¿QUIÉNES SON LOS MÁS PROPENSOS?
Hoy en día, pocas son las personas que se resisten y que no han caído en la trampa de las redes y las tecnologías, al igual que son pocas también las que controlan a la perfección el uso que hacen de ellas. Los niños y adolescentes, chicos y chicas que han nacido conectados y rodeados de pantallas, son el colectivo que más preocupa. Por un lado, el problema del tiempo, el uso excesivo y sin sentido que hacen del móvil, las redes sociales o cualquier otra plataforma y por otro lado, los peligros que acechan en la red, su inocencia les hace vulnerables ante situaciones en las que se pueden ver involucrados.
Otro colectivo susceptible de caer en las redes de la adicción a la tecnología son aquellas personas con trabajos estresantes y obligados a estar permanentemente conectadas.
¿QUÉ EFECTOS TIENE ESTA ADICCIÓN?
Lo primero es que te conviertes en una tortura para quienes te rodean. Puedes
estar rodeada de gente y tú estar en tu universo digital.
Llevado a un extremo, se dan casos de pacientes capaces de comunicarse excelentemente con todo tipo de emoticonos pero nulos a la hora de escribir una redacción. Y no hablemos ya, de sentarse a leer un libro..



¿CÓMO COMENZAR A CAMBIAR ESTO ?
Para evitar tentaciones aquí tienes algunos consejos:
Deja el móvil en modo avión entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana. Salvo que seas director de la NASA no hay nada tan importante que no pueda esperar unas horas.
Bórrate de grupos interminables de Whatsapp. Si hay algo muy importante, que te llamen.
Haz deporte, perfumes, petit pois o cualquier actividad que te mantenga distraída.

 Deja el móvil en casa el finde. Descubrirás lo que da de sí el día.
 Retoma el uso del reloj de pulsera, el despertador, la agenda de papel y la cámara
portátil. Así no tendrás excusas para alejarte del smartphone.
 Si no te ves capaz, da de baja el servicio de transmisión de datos y deja el teléfono solo para llamadas.

¿CÓMO TRATARLA?
La psicoterapia cognitivo-conductual es uno de los métodos más utilizados en el tratamiento de la adicción a las nuevas tecnologías e internet y que han demostrado su efectividad para este tipo de trastorno. En este caso se trata de una terapia breve que incluye sesiones estructuradas y objetivos específicos donde tanto el paciente como el terapeuta tienen papeles activos.
Algunos de los objetivos en los que nos enfocamos es en reducir el tiempo que se le dedica al teléfono móvil, las conexiones en línea, estrategias de distracción, mejorar las relaciones cara a cara y hacer otras actividades en sustitución del tiempo dedicado al móvil como, por ejemplo, haciendo deporte.
Para conseguirlo, trabajaremos en las interpretaciones catastróficas de posibles eventos que pueda pensar el paciente de lo que sucedería si estuviese sin móvil por un periodo largo de tiempo. Nos centraremos también en los condicionamientos de los miedos que pueda tener y en las conductas de evitación de estos. Para todo ello, el uso de diarios es fundamental: en ellos, los pacientes registran datos sobre su uso diario del teléfono móvil.
Así pues, con este tipo de terapia se aumentará la capacidad de concentración de la persona en sus conductas, haciéndole consciente de cuánto tiempo dedica al uso del teléfono, por qué motivos lo hace y qué actividades o situaciones está dejando de disfrutar y compartir por esa necesidad a estar conectado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *